OBSERVA LA IMAGEN Y ELIGE UNA DE LAS TRES. A CONTINUACIÓN ENCUENTRA EL CONSEJO QUE TE BRINDA.

loading...
loading...

SI ESCOGISTE LA 1: HOJA DE LAUREL

La rabia. Puede que seas una mujer explosiva, o que te lo guardes y te amurres rápidamente, guardando silencio. Las dos son formas rabiosas de reaccionar ante la vida. Es importante aprender a canalizar la rabia, porque en esa pasada destructiva puedes dañar al que está a tu lado como a ti misma.

Consejo: Abraza tu rabia, tu ira, tu frustración, porque no es algo malo o negativo, sólo te muestra que hay una herida que no ha sido sanada, probablemente desde la niñez.

Si no la rechazas, va a fluir de mejor manera, y la comenzarás a usar como un motor en tu vida, porque de seguro eres una guerrera valiente y arrojada, y eso es algo de lo que debes estar orgullosa.

SI ESCOGISTE LA 2: FLOR AMARILLA

Tus emociones. Seguramente crees que en tu corazón siempre encuentras las respuestas, pero la falta de amor en ti misma o tus deseos hacen que te autoengañes. El corazón manda sólo cuando tu autoconfianza ha sido trabajada, cuando no confundes tus deseos de niña con intuición.

Loading...

Consejo: Usar la cabeza te ayudará a darte cuenta cuando ciertos patrones se están repitiendo, porque de seguro tu corazón de niña quiere creer que todo va bien y hasta te mientes a ti misma, usando el autoengaño. Fíjate si esa persona está actuando igual que la anterior que te engañó – por ejemplo- y deja esa relación.

Trabaja en tu amor propio, en darte cuenta que no toda la gente desea lo mejor para ti, y verás que tu intuición se afinará y será una herramienta en tu vida.

SI ESCOGISTE LA 3: FLOR ROJA

Las creencias en supersticiones, mal karma o mala suerte. Muchas veces te asustas sola pensando que quizás te hicieron un trabajo, que alguien te miro feo y eso influye en tu vida, o solamente que tienes mala suerte.

Al darle poder a esas creencias, lo único que logras es tener miedo y dejas de creer que el Amor es la fuerza más poderosa, que nada puede destruirla.

Consejo: Nadie tiene el poder de destruirte, de destruir tu vida, hacer que tengas mala suerte en el amor o en la vida, a menos que tú lo creas. La buena o mala suerte no existe, somos todas y todos hijos del Padre, bendecidos por Él.

Usa la fuerza del Amor en tu vida, deja de tener miedo.

Loading...

loading...

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.